La tragedia de los comunes (en mi gimnasio)

Cuando hablo de la tragedia de los comunes, no me refiero al partido de Ada Colau y compañía, sino a la parábola expuesta por el matemático William Forster Lloyd en el año 1883 que, posteriormente, recuperó Garrett Hardin en su famoso artículo titulado The Tragedy of the Commons (publicado en 1968).

El dilema de los comunes cuenta la historia de un grupo de pastores que utilizaban una misma zona de pastos de propiedad comunal. Uno de los pastores pensó un día que podía añadir una oveja más a las que pacían en los pastos comunes pensando que su impacto apenas afectaría a la capacidad de recuperación de los pastos. Los demás pastores, individualmente, pensaron lo mismo también. Al final, la suma del deterioro imperceptible causado por cada oveja de más que añadieron los pastores arruinó los pastos comunes y, consecuentemente, tanto animales como pastores murieron de hambre.

He recuperado esta parábola que gira alrededor de la responsabilidad individual y el efecto de la suma de acciones individuales sobre la colectividad para ilustrar como la tragedia de los comunes sigue bien viva en nuestro día a día, concretamente, en un espacio tan cotidiano com es un gimnasio.

Hoy me quedé perplejo al ver como un socio del gimnasio se echaba una cantidad del jabón común del vestuario masculino como para ducharse una semana entera y, seguidamente, más perplejo aún al ver como varios socios se secaban el cuerpo con uno o hasta dos secadores de mano a la vez (en pleno mes de junio!). ¿Por qué usar la toalla cuando se puede usar el secador “gratis”?

Este despilfarro individual de producto (jabón) y energía (electricidad) tiene consecuencias económicas y ecológicas negativas que no solo afectan a la gente abonada al gimnasio, sinó que también afectan al resto de la población.

Por un lado, si todos los socios y socias actuaramos de la misma forma acabaríamos provocando una subida de la cuota mensual del gimnasio. Por otro lado, el aumento de la demanda de energía, aparte de las prevesibles consecuencias ambientales, también se podría traducir en una subida del precio de la energía para toda la población.

En conclusión, cuando no existe una autoregulación individual, ¿qué tenemos que hacer? ¿Privatizar el jabón y el secador (modelo liberal)? ¿Instaurar una autoridad de control en el vestuario (modelo estatista)? ¿Regular ese tipo de comportamiento entre todos los socios y socias (modelo comunalista)? La vida es política.

Advertisements
La tragedia de los comunes (en mi gimnasio)

Sobre taxes i innovació educativa

Avui s’ha convocat una vaga d’estudiants universitaris, sota el lema “Prou taxes abusives, passem a l’ofensiva“, reclamant que s’apliqui la rebaixa del 30% de les taxes universitàries que el Parlament de Catalunya va aprovar a l’abril passat (amb l’únic vot en contra del grup parlamentari de Junts pel Sí) i que el Govern i la Secretaria d’Universitats i Recerca s’han negat a aplicar.

Paral·lelament a aquests fets, el Govern està promovent un debat sobre el futur de l’educació, anomenat “Ara és demà“, que el febrer passat va posar el focus en el sistema educatiu finlandès (veure video), considerat com un dels millors segons l’OCDE. Un debat que, curiosament, se li va negar a la ILP d’Educació quan, després de recollir 95.000 signatures de suport, no es va arribar ni acceptar a tràmit al Parlament perquè els grups de Junts pel Sí i el PP hi van votar en contra.

En aquest context de debat polític i social, sembla que hi ha un parell de detalls del sistema finlandès que no estan captant gaire l’atenció del nostre estimat Govern. Un és que parlem d’un sistema 100% públic (sense escola concertada) i l’altre és que l’educació és gratuïta desde preescolar fins universitat, incloent-hi classes, menjador, llibres i material escolar.

En relació a la demanda estudiantil d’avui, apostar pel sistema educatiu finlandès significaria una rebaixa del 100% de les taxes universitàries!!!

En definitiva, estem enfocant la necessitat d’innovació allà on toca o ens estem encasillant dins de marcs pre-establerts per tercers? Com a docents hem d’anar més enllà de l’aula o ens quedem dins de la nostra bombolla?

Sobre taxes i innovació educativa

Pisos turísticos ¿especulación inmobiliaria o economía colaborativa?

Las plataformas de alquiler vacacional, como Airbnb, Homestay o Wimdu, han supuesto una revolución en el sector del alojamiento turístico y ya representan un 25% del mercado español según un estudio realizado por “The Ostelea Business School of Tourism & Hospitality en el año 2015.

Estas plataformas forman parte del creciente modelo de la economía colaborativa, concretamente del denominado alojamiento peer-to-peer (P2P). Un modelo basado en la compartición o intercambio de recursos propios y no en la generación de nuevos. La mayor parte de los usuarios de plataformas colaborativas (en España) participan en este modelo por el ahorro (64%), el menor impacto medioambiental (59%), el refuerzo de la comunidad (59%) y la posibilidad de lucro (54%).

Con estos datos en la mano, la primera impresión sobre este modelo suele ser muy positiva, pero, si analizamos a fondo la realidad del sector del alojamiento turístico, no todo es de color de rosa.

La proliferación de los denominados “pisos turísticos” está generando un problema de convivencia entre los arrendatarios de estos pisos y la población residente (el llamado “turismo de borrachera”). Un conflicto social que ha generado protestas vecinales y que está en la agenda política de muchos ayuntamientos, teniendo como caso emblemático el municipio de Barcelona.

Aunque la convivencia sea la parte más vistosa del problema de los “pisos turísticos”, su rentabilidad superior respecto al alquiler no vacacional está generando otras problemáticas. En Barcelona, según un estudio de la consultora EY de 2015, los beneficios que genera un alquiler medio de 750 eur pueden subir hasta 1.670 euros (+123%) como “piso turístico”.

Entre estas problemáticas destaca la especulación inmobiliaria que, avivada por la presión turística descontrolada, está provocando una escasez del alquiler convencional y un aumento del coste de la vida (con alto riesgo de gentrificación de algunos barrios). Sólo hay que echar un vistazo a los datos.

En el último informe trimestral de 2016 del portal inmobiliario idealista.com, se constata que Barcelona es la ciudad del Estado donde porcentualmente sube más el alquiler (+22,4%) y, según un informe sobre el mercado de la vivienda elaborada por Tecnocasa y la Universitat Pompeu Fabra (UPF), cuatro de cada diez inmuebles que se compraron en Barcelona durante el primer semestre de 2016 fueron adquiridos por inversores inmobiliarios.

La alta demanda residencial que tienen municipios como Barcelona, sumada al fenómeno de los “pisos turísticos”, está suponiendo un reto para los reguladores públicos. El derecho al acceso a la vivienda está cada vez menos garantizado y parece que la economía colaborativa, dentro de la lógica del mercado y el afán de lucro, está siendo más parte del problema que de la solución. Habrá que seguir trabajando en nuevos modelos económicos que garanticen plenamente los derechos de la ciudadanía.

Pisos turísticos ¿especulación inmobiliaria o economía colaborativa?

Lectura de les eleccions plebiscitàries del 27S

Analitzant les 9 candidatures presentades i, en un context polític de polarització entre el Sí i el No, es fa complicat identificar i situar el posicionament de totes les candidatures respecte a la independència de Catalunya.

Actualment, segons qui fa la valoració, estem veient tres lectures diferents del plebiscit del 27S (segons el % de vots amb un 99,97% escrutat):

Lectura

JxSí

CUP

PP

PSC

C’s

UDC

CSQEP

Altres

Independentista

No

Abstenció

Unionista

No

No

Sense guanyador

No

???

39,54%

8,21%

8,50%

12,73%

17,92%

2,51%

8,94%

1,12%

47,75%

39,15%

12,57%

D’aquestes lectures podem extreure que tothom té molt clares les posicions de JxSí, CUP, PP, PSC i C’s. En canvi, la resta tenen diferents interpretacions. Anem a analitzar-les una a una per cercar la visió més exacta possible.

El cas d’UDC, partint de que s’ha presentat en solitari degut al seu desacord intern a l’hora de defensar la independència, fet que ha provocat la ruptura de la coalició amb CDC (CiU) i una escissió interna (DC) que ha anat a JxSí, podríem identificar-la com dins del bloc del No. En aquest bloc també podríem sumar Ganemos (sector unionista de Podem Catalunya) i Recortes Cero – Els Verds pel seu contingut programàtic.

Per una altra banda, les candidatures de CSQEP i Pirates s’han definit clarament en contra de que aquestes eleccions siguin plebiscitàries i han defensat un referèndum (acordat i desobedient respectivament). Per tant, juntament amb el PACMA per la seva indefinició programàtica, aquestes tres candidatures formaríen el bloc dels “no posicionats”.

Per tant, ens trobem amb unes eleccions plebiscitàries on han votat aproximadament un 48% d’independentistes, un 43% d’unionistes i un 9% d’indefinits (CSQEP bàsicament) que seran determinants quan es posicionin.

Una posició que haurà d’esperar als resultats de les pròximes eleccions estatals per veure si hi ha possibilitat de reforma / terceres vies o, si pel contrari, es produeix un tancament de qualsevol possibilitat de canvi a l’Estat. Arribats a aquest punt, els indefinits apostaran per la ruptura o pel continuisme del règim borbònic del 78?

Pepe

PD: Una altre tema a banda és que, anant més enllà de la lectura d’una persona un vot, podem veure que territorialment tan sols hi ha sis comarques de Catalunya on han guanyat els partits contraris a la independència i al dret a decidir. Una dada prou important com per ser ignorada.

Lectura de les eleccions plebiscitàries del 27S