¿Por qué España no sale de la crisis?

La respuesta a esta pregunta nos hace remontarnos a la época de la transición española

España durante la transición

La dictadura española era un régimen orientado a proteger de forma constante al gran empresariado y a la banca, hecho que fomentaba una estructura muy oligarquizada y por lo tanto, el poder ecónomico residia en una minoría. Como consecuencia, la dotación de recursos para la protección social era muy escasa y la debilidad de las estructuras del bienestar colectivo, muy grande.

La transición se realizó en términos muy favorables para esas fuerzas conservadoras de escasa tradición democrática, que mantuvieron su enorme poder. Tanto es así, que todavía en 2006, el 20% del capital de las empresas del IBEX-35 residía en una veintena de familias, y el 80.5% del PIB estaba en manos de un 0.0035% de la población española.

Aunque las estructuras de bienestar se pudieron ampliar gracias a los pactos de la transición, la financiación fue insuficiente para consolidarlas y paliar los déficits en materia educativa, de innovación, protección social e infrastructuras heredados de la dictadura.

España y la UE

La llegada de la democracia coincidió también con la apertura de la economía española al exterior, que se afrontó sin haber podido consolidar un modelo productivo competitivo. Esta situación se agravó con la incorporación de España a la Comunidad Europea y, posteriormente, a la unión monetaria con la implantación del Euro.

Por un lado, España disfrutó de una entrada de fondos muy importantes pero, por otro lado, sometió su política económica a los dictados de las decisiones dominantes en Europa, limitando la capacidad de maniobra interna. No olvidemos que las decisiones  que se toman en Europa responden a los intereses empresariales de los países más poderosos: Alemania y Francia.

El problema del modelo productivo español poco competitivo se agravó con la entrada en la Zona Euro, que impedía el tradicional ajuste exterior mediante la devaluación de la moneda.

Una posible solución hubiera sido especializarnos en otro tipo de actividades y mejorar la calidad de nuestro modelo de producción, lo que habría requerido políticas públicas más potentes e impuestos más altos. Sin embargo, las grandes empresas optaron por competir en los mercados internacionales bajando los salarios.

Este proceso constante de contención de salarios (España es el único país de la OCDE en donde no se produjo crecimiento salarial real entre 1995 y 2005) ha sido insuficiente para proporcionarnos bastantes ingresos y eso ha dado lugar a que el déficit exterior de España se haya disparado en los últimos años hasta llegar a ser el más alto del mundo en términos relativos.

Pepe y Andrea

 

Fuente: “Hay Alternativas” de los autores Vicenç Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón

Advertisements
¿Por qué España no sale de la crisis?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s