De abajo a arriba

El idioma del capitalismo es el dinero y por lo tanto, tenemos que saber traducir nuestras palabras a su idioma…

¿Cómo le digo a un banco que no estoy de acuerdo con su forma de invertir mis ahorros? Pues moviendo mi dinero a una banca más ética como Triodos Bank o a cooperativas como Fiare o Coop57.

¿Cómo le digo a los mercados que estoy harto de que generen misería con su especulación? No invirtiendo en la bolsa ni en ningún producto financiero ya sea a través de un banco, caja o empresa de seguros.

¿Cómo le digo al estado que no estoy de acuerdo con sus políticas? Pues usando mecanismos como la insumisión fiscal en nuestra declaración de la renta.

¿Cómo le digo a las grandes empresas que no apoyo sus deslocalizaciones y sus despidos masivos aún teniendo enormes beneficios? Pues haciendo un consumo responsable y apoyando a la economía local, es decir, nuestro quiosquero, el bar de toda la vida, el mercado de barrio… También podemos salirnos completamente del juego y realizar intercambios de las cosas que ya no usamos, etc.

Todo esto son solo unos cuantos ejemplos de como podemos cambiar las cosas desde “abajo” para que nos escuchen desde “arriba”. Ya no vale la excusa de que no podemos cambiar nada. Hemos de romper ese tópico informando a la gente de todo lo que está en sus manos y muchas veces no es consciente de ello.

En conclusión, tenemos que pasar de un modelo individualista a uno cooperativo para poder cambiar entre tod@s esas cosas que no nos gustan y consideramos injustas. Reflexionemos sobre ello.

Pepe

Advertisements
De abajo a arriba

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s